Para los Cuidadores

Atención paliativa

Atención paliativa
Ajustar


Alivio para los síntomas y dolores de los seres queridos

Si supiera que un ser querido padece una enfermedad que representa un riesgo para la vida, probablemente sería una conmoción terrible. No solo se preocuparía por el futuro sin su ser querido; también se preocuparía por el sufrimiento que debería soportar su ser querido.

Existe un tipo especial de atención destinada a aliviar los síntomas y efectos secundarios de los tratamientos o afecciones graves. Se llama atención paliativa. Se les brinda a los pacientes mientras reciben tratamiento por sus enfermedades para que se sientan más cómodos y para mejorar su calidad de vida.

Si mi ser querido recibe atención paliativa ¿esto significa que se encuentra en atención en hospicio? No necesariamente. La atención paliativa y en hospicio son dos cosas diferentes.

  • La atención paliativa es cualquier terapia que ayude a reducir las molestias o dolores de un paciente. Se puede brindar durante el tratamiento para la enfermedad en personas que esperan mejorar. También se puede brindar a pacientes que no tienen una expectativa de vida prolongada, pero que igual necesitan controlar los síntomas para sentirse mejor. La atención paliativa se brinda en entornos donde se necesita aliviar al paciente, lo cual incluye hospitales, residencias con servicios de enfermería, centros de hospicio y el hogar.
  • La atención en hospicio es más global. Ayuda a las personas a vivir sus últimos meses o días lo mejor posible. Cuando el paciente es “terminal”, significa que sus médicos prevén que no vivirá más de seis meses aproximadamente. En este punto, los pacientes pueden optar por detener los tratamientos para salvarle la vida y pasar a atención en hospicio. El foco de la atención paliativa está en brindar alivio al sufrimiento. La atención en hospicio implica la atención diaria. Incluye la atención paliativa, sí, pero también el control de alimentación, actividades de la vida diaria (vestirse, comer, bañarse, caminar), actividades sociales placenteras, control de salud, tiempo con la familia y más. Los consejeros de hospicio pueden ayudar tanto a los pacientes como a las familias a prepararse para la pérdida eventual. Un paciente puede recibir atención de hospicio en su hogar o en un centro especializado en atención en hospicio.

En pocas palabras, la atención paliativa se puede brindar a personas que reciben tratamiento por enfermedades, y a personas que abandonaron el tratamiento y ahora se encuentran en atención en hospicio.

¿Cómo ayuda la atención paliativa a los pacientes durante el tratamiento? La atención paliativa incluye medicamentos y otras ayudas que alivian el dolor, las náuseas, los problemas respiratorios, los problemas digestivos, el estreñimiento, la pérdida de apetito, el insomnio, la ansiedad, la fatiga y factores de estrés o molestias que puedan tener los pacientes que están muy enfermos. El dolor es común en muchas enfermedades críticas y es uno de los síntomas más frecuentes que se controlan con medicamentos. También, los pacientes pueden recibir varios medicamentos por varios problemas. Por ejemplo, los pacientes con cáncer pueden recibir medicamentos para el dolor, y otros medicamentos para controlar las náuseas y los vómitos causados por sus extremadamente fuertes tratamientos para el cáncer.

Incluso la terapia del habla que ayuda a los pacientes a comunicarse mejor o la terapia física, que les ayuda a moverse más fácilmente, pueden formar parte de un plan de atención paliativa. Como ya se mencionó, el objetivo de la atención paliativa es mejorar la calidad de vida.

Más allá de la medicina, la atención paliativa puede también incluir el asesoramiento para pacientes, sus cuidadores y familias. Los temas por tratar pueden ser explicaciones del tratamiento, documentos, problemas legales, finanzas e incluso conseguir tiempo libre en el trabajo para cuidar a un ser querido. (Los consejeros pueden ayudar a los cuidadores y familias a analizar la Ley de Licencia por Motivos Médicos o Familiares).

¿Quién brinda atención paliativa? Un equipo de profesionales experimentados administra la mejor atención paliativa. En general son médicos, enfermeras, farmacéuticos, dietistas, consejeros, párrocos y trabajadores de la salud aliados como terapeutas del habla, físicos y ocupacionales. Su meta es ayudar a los pacientes durante su tratamiento de la enfermedad para que puedan hacer cosas que les gusten. Esto incluye dedicar tiempo valioso a sus familias.

Los miembros de Horizon NJ Health pueden tener un administrador de la atención que ayude a coordinar la atención dentro y fuera del hospital. Incluso puede ayudar a organizar el relevo para los cuidadores que necesitarán recesos programados cuando ayudan a un ser querido durante el tratamiento en el hogar. Llame a Servicios al miembro para analizar los servicios disponibles en cuanto sepa que su ser querido puede necesitar atención paliativa.

¿Cómo reciben los pacientes atención paliativa? Solicítela. Si los médicos saben que el tratamiento de un paciente será difícil, con frecuencia solicitan atención paliativa, para comenzarla al inicio del tratamiento de los pacientes. De hecho, este puede ser el mejor momento para la atención paliativa. Se controlan los dolores y las molestias antes de que sean graves. Para muchos pacientes, el tratamiento y la atención paliativa comienzan en el hospital. Si los pacientes hacen la transición al hogar o a centros especializados para el tratamiento, su equipo de atención paliativa creará planes de atención para seguir controlando los síntomas, si es necesario.

La atención paliativa es adecuada para todo adulto o niño que sufra cáncer, enfermedad cardíaca, pulmonar, renal, fibrosis quística, enfermedades progresivas de las articulaciones... toda enfermedad que cause molestia física o emocional grave. Si no se solicita atención paliativa y su ser querido está sufriendo, hable con el médico más involucrado en el tratamiento de su ser querido y pídale atención paliativa.

¿Son adictivos los analgésicos? Para dolores graves, los médicos pueden recetar medicamentos más fuertes como morfina, hidrocodona u oxicodona. Estos medicamentos, llamados opiáceos, son seguros y efectivos cuando se administran correctamente. Cuando un equipo médico controla estos medicamentos, su meta es recetar solo lo suficiente para controlar el dolor de los pacientes.

En general los pacientes toman estos medicamentos por un breve período solamente. Si los toman durante más de dos semanas, tienen que abandonarlos de a poco, para evitar síntomas del síndrome de abstinencia. Un bajo porcentaje de pacientes, en especial quienes sufren dolores crónicos, sí comienzan a desarrollar dependencia de estos medicamentos. Si a los pacientes o familiares les preocupan los medicamentos para el dolor u otro tipo de medicamento, pueden hablar con los médicos u otros miembros del equipo de atención.