Para los Cuidadores

Consejos sobre la comunicación para los cuidadores

Consejos sobre la comunicación para los cuidadores
Ajustar

Tener buenas habilidades de comunicación es fundamental para entablar una relación sólida y valiosa con sus seres queridos. Además asegura que podrá compartir información con los médicos, farmacéuticos y otros profesionales de la salud de forma efectiva, y recibirla. A veces puede ser difícil comunicarse con un ser querido que tiene pérdida de la memoria o con un niño pequeño. A continuación, le brindamos algunos consejos sencillos para que mejore sus habilidades de comunicación como cuidador.

Habilidades de comunicación clave

  • Tenga paciencia cuando hable con su ser querido. Dele el tiempo necesario para que organice sus pensamientos y explique lo que quiere decir.
  • No lo interrumpa mientras está hablando.
  • Haga preguntas.
  • Mantenga conversaciones simples.

Comunicarse con alguien que tiene pérdida de la memoria

  • Ayúdelo a recordar si nota que le está costando expresar un pensamiento.
  • Recuérdele a su ser querido los planes y las citas de manera respetuosa y sin ser condescendiente.
  • Sea paciente y dele tiempo para pensar antes de hablar.
  • Utilice ayudas visuales, como dibujos, para ayudarlo a refrescar la memoria.

Comunicarse con un niño pequeño

  • No levante la voz cuando hable.
  • Sea amigable.
  • Hágale preguntas para asegurarse de que el niño o la niña le entendió.
  • Utilice un lenguaje simple.
  • Llámelo(a) por su nombre cuando le hable.

Comunicarse con los médicos y profesionales de la salud

  • Haga una lista de las preguntas e inquietudes que tenga, y llévela con usted a la cita o téngala con usted cuando lo llame.
  • Comuníquele al médico o al profesional de la salud toda la información necesaria sobre el estado de su ser querido, aun cuando crea que es vergonzosa o poco importante.
  • Investigue sobre la enfermedad de su ser querido antes de hablar con el médico. De esta manera, ya contará con información general importante.
  • Sea persistente. Si un médico no le devuelve la llamada, inténtelo nuevamente.