Artículos

< Ver todos los artículos

Juegos de apuesta por Internet en New Jersey
Enviado por Horizon NJ Health on De Noviembre 12, 2013
Tags: Juegos de apuesta por Internet, Dr. Pius Chikezie, casino
Ajustar

Dr. Pius Chikezie, maestría en Salud Pública, miembro del Colegio Americano de Médicos (Fellow of the American College of Physicians, FACP), director médico de Horizon NJ Health

P.Últimamente, he leído y escuchado en las noticias que los juegos de apuestas de casino por Internet serán legales en New Jersey. Me preocupa que las personas que conozco intenten apostar a través de sus computadoras y que mis hijos puedan ser vulnerables. ¿Qué puede decirme sobre este tema?

R.El problema con los juego de apuestas, como otros comportamientos adictivos, es un problema mental grave sobre el cual los médicos, los proveedores de atención médica y también los pacientes deben hablar. Además, es verdad que los juegos de apuestas por Internet, por naturaleza propia, pueden dificultar que las personas con problemas de apuestas se mantengan bajo control.

Los juegos de apuestas por Internet pueden llegar a New Jersey en noviembre. En febrero de 2013, el gobernador Chris Christie firmó un proyecto de ley para legalizarlos y los reguladores estatales comenzaron a trabajar en las reglas que regirán los juegos de apuestas por Internet. La administración de Christie afirmó que el gobernador aprobó el proyecto de ley para atraer más juegos de apuestas y el dinero de los turistas a Atlantic City, que ha perdido negocios frente a los casinos de Pennsylvania, Delaware, Maryland y New York.

Sin embargo, algunos grupos dentro del estado, y más allá, se sintieron enfadados con la decisión de la legislatura y más aún por el respaldo que brindó el gobernador Christie. Los grupos que participan en el tratamiento de los jugadores compulsivos y en su ayuda declaran que esta medida será devastadora para estas personas y que, realmente, podría ser peligrosa para la sociedad en general. Estos grupos afirman que facilitar en gran medida el juego desde la comodidad del hogar es peligroso para aquellos que puedan tener tendencia a apostar demasiado. Por su parte, el estado expresa que aumentará los fondos para el tratamiento del problema de los juegos de apuestas y que se garantizará que los niños no tengan acceso a los sitios.

Si bien muchos adultos juegan (¿qué son los pozos del Super Bowl y el Powerball, los juegos de póquer en el hogar y el bingo sino una forma de juego de apuesta?), la mayoría son personas responsables que lo hacen por diversión y no hasta el punto de provocarse un daño social ni económico.

Pero existe un pequeño porcentaje de personas, de un 3 a un 5 % según algunos psiquiatras y otros profesionales de salud mental, que son jugadores compulsivos o con problemas. Igual que el alcoholismo, los juegos de apuestas compulsivos constituyen un problema grave, pero tratable. Y para aquellas personas que sí tienen un problema con los juegos de apuestas, estos pueden dañar casi todos los aspectos de sus vidas, incluidas las relaciones personales y laborales. El verdadero jugador adicto hará cualquier cosa, incluso cosas ilegales, para financiar el hábito.

¿Cómo se puede determinar quién es, o puede llegar a ser, un jugador con problemas? La mayoría de los jugadores pertenece a una de las siguientes categorías:

  • Jugadores sociales casuales: el juego de apuesta es una forma de entretenimiento y relajación. Otros intereses, como el deporte y la música, también ocupan el tiempo del jugador social casual.
  • Jugadores sociales graves: el juego de apuesta es un pasatiempo regular y sirve como una gran fuente de placer y entretenimiento.
  • Jugadores de alivio y evasión: el juego de apuesta proporciona alivio frente a la ansiedad, las preocupaciones o la depresión. Es similar al consumo de bebidas alcohólicas o drogas en el sentido de que produce un “viaje” y brinda entusiasmo, evasión o alivio.
  • Jugadores compulsivos: el impulso de jugar es irresistible y es casi imposible de detener. Robar o adeudarse es una manera común de financiar el hábito.

Una vez que el jugar se vuelve compulsivo, la evolución de la adicción puede dividirse en tres etapas principales: ganancia, pérdida y desesperación.

  • La etapa de la ganancia: el jugador comienza a experimentar qué se siente ganar. El dinero que gana le brinda confianza, autoestima y popularidad.
  • La etapa de la pérdida: aún el jugador más inteligente no puede seguir ganando contra todo pronóstico siempre y comienza a perder más a menudo. Esto lleva a un aumento en las deudas para compensar las pérdidas. Es posible que el jugador incluso pida prestado dinero de sus amigos o familiares para mantener el hábito.
  • La etapa de la desesperación: generalmente, un amigo o familiar “rescata” al jugador en este punto al conseguir dinero para pagar las deudas. El jugador compulsivo ve este rescate como un signo de invencibilidad y continúa apostando imprudentemente y perdiendo.

 

¿Qué se puede hacer para ayudar a un jugador adicto? Además de obtener asesoramiento psiquiátrico y psicológico y de asegurar de que el jugador no tenga acceso libre a cuentas de banco ni tarjetas de crédito, en ocasiones se debe informar a la policía en caso de que el jugador deba dinero a personas relacionadas con la delincuencia. En New Jersey y otros estados, los jugadores adictos pueden incluir su nombre en listas de autoexclusión que les prohíben jugar en los casinos dentro del estado. Los jugadores adictos también pueden unirse a un programa de 12 pasos, como Jugadores Anónimos.

Si tiene un amigo o familiar que necesita ayuda con un problema relacionado con los juegos de apuestas, a continuación le mostramos algunos recursos:

National Council on Problem Gambling (Consejo Nacional para Problemas con el Juego)

Teléfono: 1-800-522-7400

Sitio web: www.ncpgambling.org

Council on Compulsive Gambling of New Jersey (Consejo para Apostadores Compulsivos de New Jersey)

Sitio web: www.800gambler.org