Artículos

< Ver todos los artículos

Hostigamiento: qué deberíamos hacer al respecto
Enviado por Horizon NJ Health on Enero 16, 2014
Tags: Hostigamiento
Ajustar

Pius Chikezie, MD, MPH, FACP, Medical Director, Horizon NJ Health

P. Soy fanático del fútbol americano y quedé realmente sorprendido y consternado al leer sobre el escándalo que involucra a los Delfines de Miami, en el que uno de los jugadores dijo que había sido hostigado por otros jugadores. Creía que el hostigamiento era algo que les ocurría a los niños en las escuelas, pero considero que los adultos aún hostigan y son víctimas del hostigamiento. ¿Qué me puede decir acerca del hostigamiento y qué se puede hacer al respecto?

R. El hostigamiento es simplemente el uso de fuerza, amenaza o coerción para abusar o intimidar a alguien, o para imponer agresivamente la dominación sobre otras personas. El comportamiento es habitual y se repite con frecuencia. Un prerrequisito esencial es la percepción, por parte del hostigador u otras personas, de un desequilibrio de poder social o físico.

Existen muchas maneras en que un hostigador puede ejercer su poder sobre otra persona. Especialmente entre los niños, las burlas, los insultos o el uso de palabras hirientes son una táctica común. Los hostigadores también tratan de ejercer su poder sobre los demás al excluir a sus víctimas de sus círculos de amigos y conocidos, o al avergonzarlas en público. Los hostigadores también pueden usar la violencia física o la amenaza de violencia física para intimidar o incomodar a una persona.

En los últimos años, el hostigamiento parece haberse vuelto más común e incluso más insidiosamente eficaz. Los hostigadores pueden utilizar las redes sociales y otros medios electrónicos para avergonzar y acosar a sus víctimas. El hostigamiento cibernético es una forma de hostigamiento tan peligrosa como la que hemos mencionado; como consecuencia de esto, algunos jóvenes han perdido la vida.

Pero así como se ha puesto atención en el hostigamiento en las escuelas y entre jóvenes, no se puede ignorar la existencia de hostigamiento entre adultos en el lugar de trabajo. Los adultos son más propensos a utilizar hostigamiento verbal en lugar de hostigamiento físico, pero en general la descripción y el efecto son los mismos que en el caso de los niños: el objetivo de un hostigador adulto es ganar poder sobre otra persona y convertirse en el adulto dominante en un grupo.

En el caso de los Delfines, un tacleador ofensivo, Jonathan Martin, abandonó el equipo la temporada pasada porque, según dijo, había sido hostigado por varios jugadores de su grupo de posición. En los últimos dos años, Martin dijo que había tenido que soportar cada vez más acosos por parte de otros jugadores, principalmente de su compañero de línea Richie Incognito. Como novato el año pasado, Martin y algunos otros jugadores novatos del equipo supuestamente fueron obligados a pagar lo que los jugadores veteranos gastaban en restaurantes y bares caros, e incluso fueron obligados a pagar también viajes costosos a lugares como Las Vegas.

Si es verdad, esto parecía ser un clásico ejemplo de hostigamiento. En el vestuario de la NFL, el lugar de trabajo más famoso de los Estados Unidos, salieron a la luz los mismos ejemplos que los niños escolares asustados mencionan cuando dicen que otros niños los hostigan, pero en lugar de jóvenes, en este caso los involucrados son hombres adultos grandes y fuertes.

¿Cómo podemos afrontar de una mejor manera el hostigamiento, ya sea en las escuelas, entre niños en general y entre adultos en el lugar de trabajo?

Para prevenir el hostigamiento de niños, las escuelas deben ser mucho más activas en la observación de este tipo de comportamiento entre los estudiantes, tanto los hostigadores como los hostigados. Es necesario que existan políticas contra el hostigamiento que se hagan cumplir con rigor, y una educación sobre estas políticas que les permita a todos saber que el hostigamiento no es aceptable. También es necesario que haya una cultura que haga sentir vergüenza a los que hostigan, en lugar de alentarlos. Los profesionales de la salud mental, como psiquiatras, psicólogos y trabajadores sociales, deberían estar disponibles para aconsejar tanto a las víctimas como a los autores del hostigamiento.

En cuanto al hostigamiento de adultos en el lugar de trabajo, la mayoría de las empresas cuentan con políticas relacionadas con ciertas formas de hostigamiento, como el acoso sexual. Pero es necesario que existan políticas que aborden toda clase de hostigamiento desde una perspectiva más amplia. Las empresas deberían elaborar pautas escritas sobre el comportamiento entre colegas y entre los administradores y las personas que ellos dirigen, y asegurarse de enseñarle esas políticas a cada empleado luego de su contratación. Deberían estar dispuestas a escuchar, registrar e investigar todas las acusaciones de hostigamiento y, en caso de ser confirmadas, establecer soluciones y disciplina si es necesario.

 

En el caso de la NFL, el comisionado Roger Goodell dijo que observaría la cultura del lugar de trabajo dentro de su liga y desarrollaría un sistema de normas y políticas que tendrá como objetivo cambiar la cultura que provoca el acoso, la novatada y el hostigamiento de jugadores por parte de jugadores. Incluso en un lugar como la NFL, todos los empleados deberían tener derecho a un entorno de trabajo cooperativo y pacífico.